Emerprocan

Emer-Leaf-Bed

Descripción:
Emer-Leaf-Bed.
Las necesidades de quienes sufren en carnes propias una crisis humanitaria (sea provocada por un volcán, guerra o tsunami) son enormes, más cuando se trata de países en vías de desarrollo donde las infraestructuras son escasas: alimentos, agua potable, atención médica, ropa, techo, cama, etc.
Por fortuna, existen muchas cabezas pensantes dedicadas a crear con mucho ingenio y poco dinero soluciones prácticas allá donde más lo
necesitan, desde una bata manta para indigentes a un refugio entero, pasando por el invento del que venimos a hablar hoy, una práctica cama
de cartón bautizada como Emer-Leaf- Bed.
Quien dijo cama dijo taburetes, o mesa. Los módulos (sí, cartón corriente) que componen el Emer-Leaf-Bed no se conforman con una única
función. Su adaptabilidad les permite convertirse en aquello que más se necesite en cada momento.
Son fáciles de transportar, de producir, aguantan pesos superiores a 500 kilos, altas temperaturas y hasta un 75% de humedad en el ambiente.
Presentado en el Paris design week 2011, el Emer-Leaf-bed consiste simplemente en cuatro módulos de cartón independientes capaces de unirse a discreción o utilizarse individualmente. Nacieron en 2009, fruto del proyecto francés Emer-Leaf-Supply, creado por la unión del gestor
comercial Julien Sylvain y el estudio de diseño industrial parisiense NOCC.
Desde entonces, Emer-Leaf-Supply ha ganado multitud de premios en certámenes internacionales sobre innovación al desarrollo.
Su primera y única prueba de campo hasta el momento tuvo lugar en la capital de la República del Níger, Niamey, en diciembre del año pasado,
donde se repartieron 1000 camas (400 módulos) entre tres de los distritos más deprimidos de la ciudad.
Tras 6 meses, el 85% de las peculiares camas de cartón se mantenían en perfecto estado de conservación, pese a su uso constante, a emplazarse en un suelo árido y rugoso y a las altas temperaturas.
Las Emer-leaf-bed plantean una serie de ventajas muy útiles para sustituir a las camillas tradicionales empleadas en crisis humanitarias.
En primer lugar, su producción, económica y simple, está pensada para el país donde se produce la tragedia, con lo que los costos de
transporte y el tiempo de distribución son menores.
Almacenadas ocupan poco espacio, tienen distintas funciones y, pese a ser de cartón, soportan casi el doble de peso que una camilla
corriente. Lo más importante, son infinitamente más económicas.
El Emer-Lead-Bed se suma a la ingente lista de inventos económicos pensados para aliviar la vida de los que más sufren. Si un lugar donde
pasar las noches parece indispensable, más aún lo es el carísimo recurso esencial para la vida. El agua potable. Cada año, 4.000 niños mueren
por enfermedades derivadas del consumo de agua contaminada.
En otras ocasiones hablamos de algunos inventos útiles y económicos para paliar este problema; como las depuradoras de agua portátiles o los
sacos Emer-Life-Sack, diseñados para transportar grano y filtrar el agua turbia. Sin embargo ni unos ni otros se usan de forma generalizada,
Si los más necesitados te preocupan, te alegrará saber que también existe:
• Diseñan una bata manta para ‘homeless’.
• Refugio móvil para homeless.
• Una cabina para dormir en el aeropuerto.
• Top 5: refugios transportables para montarte la casa en un periquete.

Categoría:

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Más info

aceptar